jueves, 21 de octubre de 2010

Belén Francese, Sofía Zámolo, Jésica Cirio, Emilia Attias, Paula Chaves y Moli irán al duelo. Uno se irá eliminado.


Belén Francese, Sofía Zámolo, Jésica Cirio, Emilia Attias, Paula Chaves y Fabio “la Mole” Moli quedaron anoche sentenciados en la gala de merengue de Bailando por un Sueño, dado que ninguno alcanzó el puntaje mínimo para zafar de la sentencia. Uno de ellos se irá eliminado el próximo jueves, en el duelo de parejas.

La primera participante de la noche fue Silvina Escudero, con todo el apoyo de su club de fans, los “Guardianes de Escudero”, que se encontraban en el estudio para darle su respaldo a la vedette.

"Salió a la luz una catarata de sucesos que me hubiera gustado que quedaran entre cuatro paredes. Pero bueno, siempre digo que la verdad triunfa y que la mentira tiene patas cortas. Todo cae por su propio peso”, indicó la morocha.

Además, aprovechó para destacar a su hermana, Vanina, quien la había defendido en los últimos días. “La admiro tanto a mi hermana. Ella es el motor que me ayuda a seguir y a salir en todo. Me encantaría ser como ella en todo”.

El conductor aprovechó para preguntar si Matías Alé la había llamado en estos días. “No, es parte de mi pasado. Lo borré hasta de mis contactos del teléfono”, agregó.

La morocha bailó con la Bilirrubina de Juan Luis Guerra. Fort destacó el talento de Escudero: “El día que te des cuenta lo grandiosa que sos, vas a dejar de lado todo lo demás que no tiene sentido”. Le puso 10. Pachano también destacó a la morocha y calificó con 8. Moria –en reemplazo de Carmen- señaló que Escudero parecía que “no le hubiera pasado nada”. El puntaje: 38.

La segunda de la noche fue Paula Chaves, quien confirmó que estaba en un gran momento con Peter, el productor de Showmatch. “Hay algo, mucha magia entre los dos”, confirmó la modelo. Además, contó que habían estado juntos en un boliche y habían pasado “una noche muy amena, el calor pone de muy buen humor”.

“Nos sentamos, la pasamos bien”, contestó la modelo. Tinelli, cansado de que le esquiven las respuestas, disparó: “¿Hubo beso? ¿Pasó algo?”. Pedro apenas asintió con la cabeza un tímido sí, con lo que se ganó el caluroso abrazo del conductor quien magnificó la escena: “Transaron a morir, me contaron que se mataron”.

No hay comentarios: