viernes, 16 de enero de 2009

Ana Álvarez, biografias y fotos actrices, modelos,chismes de tv y cine





Ana Álvarez, biografias y fotos actrices, modelos,chismes de tv y cine Ana Álvarez nació en Jerez de la Frontera el 19 de noviembre de 1969.
Llegó a Madrid cuanto tenía trece años. Al finalizar sus estudios de bachillerato optó por el mundo de la moda. Contaba con sólo 17 años se marchó a Japón contratada por una agencia donde permaneció durante cuatro meses, pasó a París y otras capitales de Europa consolidándose con modelo. En la Escuela de Arte Dramático de Madrid estudió interpretación y baile.

Fue en 1987 cuando el director Antonio Giménez-Rico buscaba una chica andaluza, morena, con el pelo largo y la contrató para la película Jarrapellejos. En 1989 intervino en la comedia de Alvaro Sáenz de Heredia Aquí huele a muerto, que protagonizó junto a Martes y Trece. Participó en en el verano de 1988 con un pequeño papel en la película Soldadito español, de Giménez-Rico, y ese mismo año como protagonista de El Tesoro, de Antonio Mercero. Este último filme, que se presentó en el Festival de Valladolid de 1989, está basado en una novela de Miguel Delibes y coincidió en el reparto con José Coronado y Alvaro de Luna.

Ese mismo año, Ana Álvarez participó en Sólo o en compañía de otros, de Santiago San Miguel, basada en el asesinato de los marqueses de Urquijo y en el que encarna el papel de la hija de los aristócratas, Míriam, aunque en la pantalla se llamaba Virginia. A finales de 1990, Ana Álvarez participó en la película producida por TVE Don Juan en los infiernos, una adaptación libre de Gonzalo Suárez del Don Juan de Molière. Ya en 1992, hizo el papel secundario de inocente malvada en la película de Jaime Chávarri Tierno verano de lujurias y azoteas, protagonizada por Gabino Diego, Marisa Paredes e Imanol Arias.

Ana Álvarez coprotagonizó el largometraje de Juanma Bajo Ulloa, La madre muerta, junto a Karra Errejalde y Silvia Marsó, en febrero de 1993. En esta película encarnaba el papel de una joven deficiente mental que ve como su madre es asesinada en casa tras descubrir a un ladrón. Por su papel le concedieron el premio a la mejor actriz femenina en los festivales de cine de Estocolmo, de Cartagena de Indias y en el de Cine Policiaco de Cognac (abril de 1995). En 1993 también participó en las películas El baile de las ánimas, y en Enciende mi pasión, con Emma Suárez y Miguel Bosé.

En la primavera de 1994 Ana Álvarez trabajó a las órdenes de Ricardo Franco en la comedia ¡Oh, Cielos!, con Jesús Bonilla, el Gran Wyoming y Ángela Molina. Encabezó la película de Manuel Gutiérrez Aragón El rey del río, con Alfredo Landa y Carmen Maura. También ese año coprotagonizó, con el cubano Jorge Perugorría, Toni Cantó y Mabel Lozano, la ópera prima del director Juan Miguel Juárez Dile a Laura que la quiero, en la que encarnaba el papel de una mujer que es infiel con su marido, lo que provoca una grave crisis matrimonial. En 1995 participó en la producción hispano-alemana Vivir al límite, del directo Michael Guman, también ese año coprotagonizó Brujas, con Penélope Cruz y Beatriz Carvajal. En 1.998 estrenó junto Eduardo Noriega y Jorge Sanz Cha, cha, chá.

En el 2000 protagoniza junto a Aitor Merino A galope tendido. En 2001 trabaja en Las amargas lágrimas de Petra von Kant de Manuel Arman y al año siguiente, realiza Alas rotas de Carlos Gil. En 2003, actúa en Cota roja de Jordi Frades y en 2004 en Crusader de Bryan Goeres. Realiza un pequeño papel en la comedia de 2005 Sinfín dirigida por Carlos Villaverde y Manuel Sanabria.

No hay comentarios: